10/9/17

Poema de Beatriz Minichillo


Despedida 

El sol en la madera de la mesa.
El sabor del vino elegido.
La música de esa tarde de mayo.
Creer que estás aquí
mientras avanza la noche
con su llama rojiza,
alerta ante tus ojos cerrados.
El beso leve en tu frente.
Los gritos de mi silencio.
Tu inconsciencia en un escenario
de paisajes azules.
La soledad más pura entre mis manos.
La despedida sin palabras.
El dolor que se expande
en mitades irreconciliables.
Y la ausencia, ese sendero ingrávido
donde una niña llora su desconsuelo
en la profundidad de mis entrañas.


© Beatriz Minichillo


7 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Sensacionales los tres versos finales.

Abrazo
Elisabet

10 de septiembre de 2017, 14:57  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Brutal, sólo un poema puede hacer tan bello el dolor. Gracias

10 de septiembre de 2017, 15:33  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Cuantas imagenes de momenos y sueños. Hermoso.

10 de septiembre de 2017, 17:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Beatriz el desgarro en el poema lo veo expresado desde los versos de su inicio, en poético descenso me lleva hasta el sendero donde una niña llora su desconsuelo. Así tu niña interna se deshace en una simple lágrima herida. Excelente tu poema y gracias.
Michou Pourtalé

10 de septiembre de 2017, 17:19  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

Gracias a todos por sus comentarios

10 de septiembre de 2017, 21:17  
Blogger Patricia Corrales ha dicho...

El beso leve en tu frente
Los gritos de mi silencio
En estos versos pude sentir toda la esencia del alma del poema
Alguien utilizo la palabra desgarro, así se siente
Patricia Corrales

11 de septiembre de 2017, 13:21  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

UN DOLOR QUE SE EXPANDE Y SE HACE LUMINOSO

13 de septiembre de 2017, 19:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal